jueves, 12 de noviembre de 2015

Reseña: Asesinato en la calle Hickory

Asesinato en la calle Hickory
ASESINATO EN LA CALLE HICKORY

(HÉRCULES POIROT # 30)

Título original: Hickory Dickory Dock
Autor: Agatha Christie
Género: misterio, crimen, thriller, detective, ficción
Páginas: 254
Editorial: Molino (1984)
Fecha de publicación original: 1955

Resumen:

La hermana de la Señorita Lemon, la secretaria de Poirot, se dedica a administrar y regentar una pensión de estudiantes. Esto por sí mismo no parece digno de Poirot y su mente. Pero cuando Poirot descubre que su infalible secretaria está tan nerviosa como para cometer errores decide reunirse con la hermana de la Srita Lemon para averiguar si lo que está sucediendo en la pensión es un misterio o sólo un temor infundado. Qué es lo que trae tan nerviosa a la hermana de la Srita Lemon? Pues la desaparición de una suerte de objetos tales como: una mochila que ha sido destrozada, bombillas, un anillo que luego reapareció en un plato de sopa, un zapato de fiesta o un brillo de labios. Y pese a la cotidianeidad del caso, Poirot cree que deberían llamar a la policia... y todo esto se confirma cuando aparece un cadaver!

Mi opinión:

Ésta es la primera novela de Poirot en donde la Señorita Lemon parece una persona real y no esa especie de autómata que se dedica a cumplir con las labores de su profesión con Poirot y a idear el sistema perfecto de clasificación y archivo. Aquí la ves cometiendo el primer error en su trabajo con Poirot y demostrando ser capaz de sentir emociones. Cuando la leí pensaba que el papel de Mss Lemon iba a ser el de coprotagonista o el de secundaria importante pero, en cuanto presenta a Poirot a su hermana, prácticamente desaparece de escena y es una pena porque siempre me ha llamado mucho la atención este personaje y he creído que podría aportar grandes cosas a una trama.

En esta novela la autora nos presenta un gran elenco de personajes que viven en la pensión de la calle Hickory que pasan a ser los sospechosos de las desapariciones de los objetos que inician la trama y del posterior asesinato. Esto por sí mismo es algo que a mí me suele parecer bien porque me gusta que haya muchos sospechosos y que la duda se encamine hacia varios puntos diferentes. Sin embargo, esto en esta novela no me parece tan acertado porque, pese a la gran cantidad de sospechos que existen, desde el principio se nos muestra que sólo algunos son los importantes y a los que hay que vigilar o escuchar más de cerca y que el resto son secundarios en escena que únicamente tienen un par de frases a lo largo de la novela y que entiendo que a algunas personas les produzca la sensación de perderse por no reconocer un nombre que ya nos han presentado con anterioridad aunque sea muy someramente. 

Siguiendo con el tema de los personajes que viven en la pensión, la presentación o tratamiento de  alguno de ellos es un tanto odioso durante todo el libro ya que su descripción constantemente te hacen pensar en que son antipáticos o más culpables que otros por la propia visión que de ellos mismos dan sus compañeros de pensión. En este libro también existen varios comentarios racistas o xenófobos que yo he interpretado como una visión de la mentalidad de algunas personas de la época pero no de la propia autora, aunque pacere ser que a algunas personas no le gusta este libro en concreto por estas frases discriminativas. 

Este libro, pese a ser una aventura del Detective Poirot no es exactamente una aventura al uso de Poirot ya que la investigación o interrogatorio de la mayor parte del caso no la efectua el propio Poirot, sino un inspector de policía Sharpe y en algunas ocasiones comentan lo investigado o Poirot le indica lo que cree que debe hacer o hacia qué personas fijar más sus miras hasta que, en el momento final, el detective vuelve a sorprendernos una vez más con su astucia y descubre la trama detrás del misterio de la calle Hickory.

En este caso tengo que decir que eché de menos el factor sorpresa que suele caracterizar las novelas o los finales de A. Christie ya que, aún desconociendo los motivos últimos que dieron lugar a las desapariciones de los objetos o del asesinato, sí que desde un principio había fijado mi mira en una determinada dirección, que terminó por ser la correcta y es algo que no me suele pasar con estas novelas ( y que por eso me gustan tanto), ya que de normal aunque me fije en el malo suele hacerme dudar o hacerme mirar para otro lado y en este caso no ha sido así (pero no diré nada más para evitar destripar el final a quienes no lo hayan leído y tengan intención de hacerlo).

Aún así la novela me ha gustado bastante, la he disfrutado y me ha gustado mucho los interrogatorios efectuados en su mayoría por Sharpe o la presencia de la Sra. Hubband en el planteamiento del caso y en la resolución del mismo por los aportes que va dando a la investigación, así como la introducción del caso por la Señorita Lemon. También ha estado bien ver a Poirot desde un ángulo más pasivo y viendo cómo la policía lleva la investigación del caso mientras que él, fuera de escena, continúa haciendo sus investigaciones de manera particular para pasar a presentarte la solución al problema. 

Puntuación: 4/5

Si quieres ver otras reseñas de novelas de Agatha Christe pulsa aquí !


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...