jueves, 24 de diciembre de 2015

Reseña: WATCHMEN

WATCHMEN
Título original: Watchmen
Autor: Alan Moore
Dibujante: Dave Gibson
Género: novela gráfica, ficción, ciencia ficción
Páginas: 464
Editorial: Planeta de Agostini (2009)
Fecha de publicación original: 1987

Resumen:
 Nos encontramos en USA a mediados de los años 80 en una realidad parecida a la nuestra aunque no exactamente igual. El punto de partida es el asesinato de un hombre llamado Blake.
Él era uno de los Vigilantes (Whatchmen). Su asesinato despierta la atención de otro vigilante, Rorschach, que ve patrones más allá de un homicidio al azar.





Mi opinión:
Siendo una novela gráfica de Alan Moore me hacía una idea del tono general de la novela y de la dureza con que iban a ser tratados algunos de los temas, así como que no se trata de una novela gráfica para todos los públicos.

El punto de partida, el asesinato de Blake, El Comediante, nos es presentado de la mano del diario de Rorschach. Rorschach ve una conspiración contra los Watchmen tras ese crimen y ha decidido investigar el asunto por su cuenta e informar todos los vigilantes, para que estén precavidos. 

Así, se nos pasa a presentar al elenco de personajes principales de la novela, que serán Rorschach, Doctor Manhattan, Buho Nocturno, Ozzymandia y Laurel Jupiter. Pero no sólo ellos. También lo serán los antiguos vigilantes, los que vinieron antes que ellos, que nos hablan tanto mediante flashbacks como desde el presente. Y cada uno de los personajes nos es mostrado tal cual, luces y sombras, desde el principio y en mucho de los casos haciendo un especial hincapié en las sombras.

Al principio de cada capítulo podemos ver un reloj que va marcando la hora y cómo cada vez las manillas se aproximan más y más a las doce y cómo, a través de  cada nuevo capítulo, podemos ver que eso va a reventar por todos lados porque comienza a derramarse la sangre.

Al final de cada capítulo también nos encontramos con una sorpresa, que va variando de capítulo a capítulo: el diario de Hollis, las novelas de piratas, origen de algún super héroe...



La novela me ha gustado muchísimo y también el tono intencionado siempre impreso en las novelas de Moore, ese cinismo, ese punto de vista negativo acerca de la humanidad y de las constantes intenciones humanas, la lucha del bien y el mal que tiene implícito una gran escala de grises y que algunas personas encuentran más que justificable lo que otros sienten como altamente reprobable. 

El final me parece todo un tortazo en la cara, cargado de impacto y que me ha marcado bastante.  Especialmente por el modo de actuar o de asumir la decisión por parte de los demás allí presentes y cómo se trata a la única voz discordante.

Uno de mis capítulos favoritos fue el relativo al Doctor Manhattan, tanto por la historia que cuenta como por el modo en que lo hace. El modo en que relativiza el tiempo, la línea horizontal que marca con él diciendo que todo lo que va a ser en realidad ya fue, ... me pareció un capítulo muy especial y que me ayudó a entender el extraño y distante carácter de Jon, una excelente presentación del personaje. 

Otro de los capítulos que me gustaron mucho fue el dedicado a Rorschach (que debo decir que no tuve tanta sorpresa al descubrir su identidad secreta, porque algo me olía, pero que aún así disfruté), a su origen, a por qué actúa del modo en el que lo hace. Rorschach es uno de esos personajes bastante peculiares que a mí me ganó prácticamente desde su presentación. 

Espero que su diario sea leído.


El único punto negativo que tengo que destacar de la novela es el arte gráfico en sí mismo. No todo el arte gráfico, hay partes que están bien y otras que son pasables pero, por Dior, esas mujeres parecen travestis, tienen un cuerpo y una cara demasiado masculinas. Hasta las que se suponen que son pivones... 

Puntuación: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...